Facebook
Twitter
LinkedIn
RSS

Querido colegas,

haber tenido el honor de ser director general de Dircom, durante la última década, ha sido todo un privilegio porque, su desempeño, no ha estado relacionado con la reputación de una marca, de una empresa o de un sector, si no con la marca “Dircom”, que es la que nos representa. No se puede tener por tanto mejor propósito que ayudar al desarrollo de nuestra profesión y a un ámbito competencial como la reputación que son mi pasión.

En estos años he tenido dos grandes aprendizajes: el primero es que Dircom es el mejor lugar para aprender sobre la comunicación corporativa y los directivos de comunicación; y estrechar los lazos entre profesionales.   

El segundo es que trabajar para Dircom no puede entenderse como una forma de vida, si no como una vocación de servicio hacia nuestra profesión.  Hace 20 años que me incorpore a esta asociación como socio de número  en mi calidad de dircom de multinacional. Posteriormente fui miembro de su junta directiva durante cuatro años y he estado una década al frente de la dirección general. 

Se ha cumplido, sin duda, un ciclo, y se han conseguido los objetivos que, diez años atrás, se plantearon. Es el momento, por tanto, de evolucionar personal y profesionalmente. Para mí esta ha sido una década de compromiso, trabajo y servicio, que es lo mismo que decir, de servicio a la profesión. También han sido diez años de resultados. La Asociación se ha enfrentado a desafíos tan enormes como motivadores y ha conseguido hitos como…

1- duplicar el número de socios,

2- triplicar el número de protectores,

3- poner en marcha siete delegaciones territoriales,

4- duplicar nuestros recursos humanos

5- duplicar los recursos económicos,

6- organizar más de 500 actividades en diez años,

7- liderar el mayor evento de relaciones públicas del mudo,

8- lanzar una fundación iberoamericana,

9- organizar desde cero un congreso internacional en Estados Unidos para comunicadores latinos o

10- diseñar unos premios nacionales e internacionales para las mejores prácticas en comunicación corporativa en España -con los premios Ramón del Corral– y, en Iberoamérica, con los premios Fundacom.   

Algo así sólo es posible si se dan muchos factores, aunque el principal sea la suma del aporte de todos: juntas directivas comprometidas y con visión; 1000 socios que desbordan talento comunicador y un equipo de gestión profesionalizado y alineado, clave en el desempeño y uno de los mayores activos de la asociación. Todo se ha conseguido trabajando juntos,  porque sólo una asociación fuerte puede ejecutar, de forma exitosa, retos de este calibre.

Palabras por tanto de agradecimiento a muchos y por mucho. En primer lugar para los presidentes que me dieron su confianza por pedirme ser miembro de sus juntas directivas o delegarme la dirección del equipo de gestión. A Antonio López, Borja Puig de la Bellacasa, José Manuel Velasco, Montserrat Tarrés y a Miguel López-Quesada.

Quiero mencionar también de forma especial a dos personas que empezaron siendo mis compañeros de junta hace ahora 14 años y que han mantenido su compromiso continuado hacia Dircom con su presencia ininterrumpida en sus órganos de gobierno: Jaume Giró y Manolo Cendoya.   

Mil gracias también a todos y cada uno de nuestros socios, por su  generosidad, desempeño y saber hacer, por aportar, compartir y enseñarme tanto.

Y, por último, enorme agradecimiento al equipo de gestión de Dircom porque siempre ha estado a la altura de todas y cada una de las iniciativas y retos que se han gestionado y realizado.

Dircom es y será una asociación cada vez más influyente, participativa, formadora y responsable y sigue y seguirá siendo la casa de todos,la Casa Común del Comunicador, que es como la define el maestro de todos, don Antonio López. Desde mayo habitaré en ella, aunque ya como socio de número y con el compromiso de volver a trabajar desde las bases, en alguna de sus vocalías y desde mi nueva posición como director general de Villafañe & Asociados.

Estoy seguro de que nuestra asociación acometerá nuevos hitos que ni siquiera hoy imaginamos; y seguirá superándose a sí misma con el aporte de todos. En palabras de Miguel, nuestro actual presidente, “Dircom seguirá avanzando en los planteamientos con los que fue elegida la actual junta, buscando lo mejor para los socios, empleados, protectores y partners de nuestra querida asociación” y, en ese espacio nos encontraremos todos los que amamos esta profesión y esta asociación.

Gracias de corazón por todo, que ha sido mucho. Es seguro que seguiremos viéndonos y trabajando juntos porque compartimos el desafío compartido de evaluar y gestionar la reputación y los recursos intangibles de nuestras  marcas, organizaciones e instituciones para mejorar e incrementar el desarrollo de nuestros negocios y ser elegidos por los que nos eligen y por los que nos gustaría que nos eligieran.     

Facebook
Twitter
LinkedIn
RSS